18 abril, 2024

NubeOcio

Ocio, juegos, viajes y tecnología

Juegos de mesa

Dixit: diversión en familia o con amigos

Reglas complejas, estrategias rebuscadas, partidas largas… son aspectos de algunos juegos que a muchos jugadores nos atraen. Sin embargo, hay personas que se alejan de los juegos de mesa porque les parecen inaccesibles. Dixit es lo contrario a todo eso. Es la prueba de que se puede hacer un juego divertido con unas reglas muy sencillas y, eso sí, unos dibujos magníficos.

Dixit juego de cartas

Dixit consiste básicamente en una baraja de cartas. Estas cartas contienen unas ilustraciones algo extrañas. Reflejan situaciones curiosas o ambiguas. Y es que, jugar a la ambigüedad, a confundir pero no del todo, es la esencia de este juego.

Ficha técnica de Dixit

  • Número de jugadores: 3-6
  • Edad recomendada: a partir de 8 años
  • Tiempo de partida: 30 minutos
  • Distribuidor en España: Morapiaf
  • Diseño de juego: Jean-Louis Roubira
  • Arte: Marie Cardouat (baraja original)

¿Cómo es una partida de Dixit?

El cuentacuentos

Los jugadores reciben una mano de seis cartas cada uno. En cada turno, un jugador hará el papel de cuenta cuentos. Este jugador debe escoger una de sus cartas, que pondrá boca abajo en la mesa, y decir algo relacionado con ella. También se puede cantar, hacer un sonido, un gesto… cualquier cosa. Su objetivo es que al menos un jugador sea capaz de reconocer después esta carta gracias a esa pista.

El resto de jugadores

Una vez han escuchado la pista, el resto de jugadores elige una carta de su mano, que pondrá boca abajo junto a la que puso el cuenta-cuentos. Se debe elegir una carta que pudiera despistar al resto de jugadores, para que la elijan en lugar de la auténtica.

La votación

Cuando todos los jugadores han aportado su carta, el cuentacuentos las recoge y las desordena. Entonces las presenta boca arriba numerándolas en voz alta. Entonces los jugadores deben votar en secreto cuál creen ellos que es la carta que puso el cuenta cuentos. Naturalmente, no pueden votar a su propia carta.

Partida cartas Dixit

Después de que todos hayan votado, utilizando las fichas de cartón que vienen con el juego, los votos se revelan y se dan las puntuaciones. Si todos han acertado la carta o ninguno lo ha hecho, todos ganan puntos menos el cuenta-cuentos. Si al menos un jugador ha acertado, pero no todos, el cuentacuentos ha cumplido su objetivo. Él mismo ganará puntos en este caso, junto con los jugadores que han acertado. Los jugadores también reciben puntos si su carta ha confundido a otros jugadores y ha sido votada.

Tras cada ronda, se reparte una carta a cada jugador, para reponer la que han usado. Entonces es el turno del siguiente jugador para dar una pista y proponer una nueva carta.

La caja del juego trae unas figuras y un marcador para ir llevando la cuenta de los puntos. Si esto nos quita demasiado espacio, también se puede contabilizar por cualquier otro método (papel y lápiz, por ejemplo).

Dixit juego de mesa

Fin del juego

El ganador del juego será el primero que llegue a treinta puntos o cuando se acaben las cartas en el mazo. Aunque en muchas partidas los jugadores tienen ganas de más y se continúa hasta que se agotan las cartas en la mano. No recomiendo hacer esto, porque en cada turno van quedando menos opciones y va siendo menos divertido hacia el final.

Estrategias en Dixit

Al ser un juego tan abierto, se pueden dar situaciones muy diversas, por lo que es difícil recomendar una estrategia. De todas formas ahí van algunas ideas básicas para cada acción del juego.

Dar la pista

Por supuesto, no hay que ser demasiado claro. Si la pista que damos describe prácticamente la carta, todos acertarán y nos quedaremos atrás. Tampoco conviene ser muy críptico y dejar el resultado al azar. Podemos pensar en decir algo que no tenga nada que ver con la carta y esperar que algún jugador acierte por casualidad. Esto presenta dos problemas. El primero es que es aburrido. El segundo es que podemos tener la mala suerte de que otro jugador ponga una carta que sí tenga relación con lo que hemos dicho, llevándose todos los votos.

Si queremos perjudicar a un jugador que va muy destacado, podemos intentar dar una pista que él no pueda reconocer. Una película que no ha visto, un libro que no ha leído, una ciudad que no conoce, etc.

Proponer cartas

Los jugadores que no son el cuentacuentos deben intentar aportar una carta que se pueda relacionar con la pista. A veces tenemos en la mano una carta que encaja perfectamente. Otras veces tenemos que esforzarnos más. Hay que pensar cómo van a interpretar los demás la pista, tal vez la visión de una de las imágenes pueda despertar una duda que nadie había previsto.

Votar

El espíritu de Dixit es intentar votar siempre a la carta correcta. No hay especulación aquí. Algunos jugadores pueden fijarse en el lenguaje corporal del resto para sacar conclusiones cuando están muy despistados. Yo me suelo quedar mirando a veces a todas las cartas, incluida la mía, para despistar un poco al resto.

Mi opinión sobre Dixit

Una partida de Dixit siempre genera situaciones inesperadas y risas. Es un juego que de verdad engancha todo tipo de público, sin importar que sean jugadores expertos o no. Es posible que al jugar dos partidas seguidas se pierda un poco la frescura, porque los mismos dibujos nos inspiren las mismas ideas. No obstante, cuando pasan varios días la experiencia vuelve a ser buena. Incluso los mismos jugadores tienen diferentes ocurrencias después de poco tiempo.

De todas formas, hay a la venta mazos adicionales para sustituir o mezclar con las cartas del juego original. Las que aparecen en la siguiente imagen son de la expansión Daydreams, con dibujos del ilustrador Franck Dion.

Cartas expansión Dixit

 

Cuéntanos tu opinión ¿Has jugado a Dixit? ¿Te ha gustado? ¿Tienes alguna duda sobre las reglas del juego? También pueden enviar un mensaje para pedir que hablemos de algún juego que te interese.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *