30 mayo, 2024

NubeOcio

Ocio, juegos, viajes y tecnología

Juegos de mesa

Exploding Kittens: el juego de cartas y gatitos

Exploding Kittens (Gatitos Explosivos) es un juego de cartas de partidas cortas y divertidas. Querrás jugar más de una, inventando nuevas formas de engañar a tus amigos para hacerlos «saltar por los aires». Uno de sus autores es Mathew Inman, autor de The Oatmeal y libros como Cómo saber si tu gato está planeando matarte. El juego está ilustrado con dibujos del propio Inman y cada carta es una viñeta de humor. El juego consiguió más de ocho millones de dólares en 2015 en una campaña de Kickstarter.

Exploding Kittens

Se trata de un juego de cartas puro, donde los jugadores están en tensión ya que en cualquier momento pueden topar con un gato explosivo. El resto de cartas ayudan a intentar librarse de ellos, y que sean los demás jugadores quienes los sufran.

Ficha técnica de Exploding Kittens

  • Número de jugadores: 2-5
  • Edad recomendada: a partir de 7 años
  • Tiempo de partida: 15 minutos
  • Distribuidor en España: Asmodee
  • Diseño de juego: Elan Lee y Shane Small
  • Arte: Mathew Inman

Cómo es una partida de Exploding Kittens

Reparto inicial

La partida de Exploding Kittens se juega con un mazo en el que hay un gatito explosivo menos que jugadores. La única forma de librarse de un gato explosivo es mediante un desactivador (defuse en la versión original). Cada jugador recibe al principio uno de estos desactivadores y otras cuatro cartas al azar. Estas cartas de la mano inicial no pueden ser gatos explosivos, ésos se mezclan en el mazo después de repartir.

Jugar cartas

Un jugador puede utilizar tantas cartas de su mano como quiera durante su turno. Puede incluso no usar ninguna. Los efectos que tienen las cartas en Exploding Kittens son los siguientes.

  • Favor: eliges a otro jugador y éste te debe dar una carta de su mano a su elección. Lógicamente cederá la que le resulte menos útil.
  • Ver el futuro: al usar esta carta el jugador tiene derecho a ver en secreto las tres primeras cartas del mazo. Después las debe devolver en el mismo orden que estaban.
  • Mezclar (shuffle): esta carta da derecho a barajar el mazo, de forma que ningún jugador (ni siquiera él mismo) sepa qué carta viene a continuación.
  • Pasar turno (skip): el jugador que utiliza un skip termina su turno sin tener que robar una carta. Esto puede ser conveniente en algunos momentos de la partida.
  • Ataque: al jugar un ataque no sólo terminamos nuestro turno sin robar sino que obligamos al siguiente jugador a hacer dos turnos seguidos. Como si estuviéramos jugando al Uno, si respondemos a un ataque con otro ataque, trasladamos esos dos turnos al siguiente jugador.
  • Nope: es la única carta que un jugador puede utilizar aunque no sea su turno. Al jugarla, anula el efecto de la última carta que haya sido jugada, a excepción de los desactivadores. Se puede responder a un «nope» con otro «nope», dejando las cosas como estaban.
  • Otras cartas: éstas se utilizan por parejas. Si tenemos dos cartas iguales sin título podemos jugarlas para robarle una carta a un jugador que elijamos. Esta carta se elige al azar, por tanto pueden tocar incluso las mejores.
Exploding Kittens Juego de Cartas

La única carta que no se puede jugar voluntariamente son los desactivadores (defuse). Estas se utilizan sólo si nos toca un gato explosivo en el momento de robar una carta, como se explica a continuación.

Robar una carta

A no ser que se haya jugado un «skip» o un «attack» es obligatorio robar una carta al final del turno. En ese momento pueden pasar dos cosas:

  • Que la carta sea un gato explosivo. En ese caso el jugador que ha robado debe enseñarla de inmediato. Si tiene un desactivador en su mano, lo gastará y volverá a meter el gato explosivo en el mazo. Lo pondrá en secreto en la posición que él quiera (primera, última, segunda, al azar…), pero sin alterar el orden del resto de las cartas. Puede esconder las manos debajo de la mesa para hacerlo si lo cree necesario. Si no tenía un desactivador, el jugador es eliminado y la carta de gato explosivo queda también fuera de la partida.
  • Si le toca cualquier otra carta, la mantendrá en secreto y se la quedará en su mano. Comienza entonces el turno del siguiente jugador.

Fin de la partida

Cada carta de gatito explosivo sigue en juego hasta que cause la eliminación de algún jugador. Por tanto, siempre habrá sólo un gato explosivo menos que jugadores. Cuando el penúltimo jugador sea eliminado, el superviviente se proclama ganador.

Estrategias en Exploding Kittens

En Exploding Kittens no sólo la suerte determina el ganador. Hay cosas que podemos hacer para intentar protegernos u obtener ventaja frente a los adversarios.

Estrategia Exploding Kittens

Conseguir cartas al principio

Al principio de la partida conviene no utilizar «skip» ni «attack», y robar la carta que nos toca sin miedo. En esos momentos es menos probable que toquen gatos explosivos que al final, cuando los gatos «desactivados» se han reintroducido en el mazo. Además, así conseguimos hacer crecer nuestra mano, lo que nos vendrá bien más adelante. Si tenemos la mala suerte de dar con un «exploding kitten» siempre tenemos nuestro «defuse» inicial para arreglarlo. Una vez que perdemos ese primer «defuse» debemos ir con más cautela.

Robar desactivadores

Debemos intentar llevar la cuenta de quienes no han usado sus desactivadores e intentar robárselos si tenemos ocasión. Una jugada astuta es utilizar un «favor» para pedirle a un jugador una carta, para después robarle otra al azar con una pareja. En este segundo robo tiene más probabilidades de darnos el «defuse» ya que habrá una carta menos entre las que elegir.

Eliminar al más débil

Cuando nos toca reintroducir un gato explosivo en el mazo tenemos cierto control de quién será el siguiente que lo saque. Si podemos elegir entre un jugador que ha gastado sus «defuses» y otro que no, deberíamos ir a por el primero. Además de quitarnos un contrincante de enmedio, evitamos eliminar un desactivador del juego ¿Quién sabe si más adelante tendremos ocasión de robarlo?

Sembrar el miedo

Introducir el gato explosivo de vuelta al mazo es una actividad peligrosa. Los otros jugadores podrían jugar cartas para librarse de robarlo y el arma podría volverse en nuestra contra. A veces es mejor colocarlo al final del mazo, dando a entender que se ha puesto arriba. El miedo hará a veces que los otros jugadores malgasten sus cartas para evitar coger un gato explosivo que no se encuentra ahí (muajaja).

Aprovechar la información privilegiada

Si tenemos cartas de «ver el futuro» sólo deberíamos utilizarlas si sospechamos que el gato explosivo puede estar ahí (porque lo acaben de colocar, o porque la partida ya está avanzada). Pero esto no nos servirá de nada si no tenemos algo con lo que actuar si nuestras sospechas se confirman («mezclar», «skip» o «ataque»).

Reservar para el final

El final de la partida suele ser tenso, ya que suelen quedar pocas cartas en juego. No es extraño que los dos últimos jugadores en pie sepan perfectamente si la carta siguiente es o no un gato explosivo. En esa situación suele ganar el que tiene más cartas para evitar robar o para hacer que el que robe sea el contrincante. Lo mejor es llegar al final con el mayor número de cartas posible, y a ser posible las más fuertes. Si podemos elegir entre usar un «skip» o un «attack», usaremos la primera y nos reservaremos la segunda.

2 comentarios en «Exploding Kittens: el juego de cartas y gatitos»

  • Tiene buena pinta el juego, he visto en las fotos que está en inglés, aunque se entiende bien sabes si lo venden en español???

    Gracias!!

    Respuesta
  • ¡Hola! Es muy divertido, de los de jugar varias partidas seguidas. Las cartas que se ven en las fotos son las de la versión original, pedida por Amazon. Ahora en España lo distribuye Asmodee, con las cartas traducidas. Se puede encontrar en tiendas. Si consigues averiguar cómo se llama cada carta en la versión en español, por favor, compártelo con nosotros ¡A divertirse!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *