2 octubre, 2023

NubeOcio

Ocio, juegos, viajes y tecnología

Juegos de mesa

Cartagena: estrategia de piratas

Cartagena es un juego de mesa con cartas y tablero, en el que debes usar la estrategia para escapar de una prisión. El tablero es modular, al igual que el de otros famosos juegos como Catán, por lo que cada partida puede ser distinta de las anteriores. La ambientación del juego es de temática pirata. Dirigimos a un grupo de piratas convictos que intentan ser los primeros en escapar de una prisión a través de un túnel.

Cartagena juego de estrategia

Ficha técnica de Cartagena

  • Número de jugadores: 2-5
  • Edad recomendada: a partir de 8 años
  • Tiempo de partida: 30-45 minutos
  • Distribuidor en España: Devir
  • Diseño de juego: Leo Colovini
  • Arte: Basaglia&Longo

Cómo es una partida de Cartagena

Hay dos variantes posibles para jugar a Cartagena. La primera de ellas (La Fuga) es la más adecuada para principiantes. De esta forma es posible aprender las mecánicas del juego sin restar diversión. Este es el modo que se explica a continuación, y del que puedes ver un resumen en este GIF animado que me he currado.

Gif animado de una partida de Cartagena

Los jugadores expertos querrán añadir la segunda parte, también incluida en el juego base, de la que hablamos más adelante.

Preparación de la partida

Se prepara un túnel uniendo seis de las ocho fichas de tablero. También se pueden colocar menos o más, dependiendo de la duración de partida que queramos, pero seis es un buen número.

Cada jugador recibe seis fichas de pirata. Son fichas de madera en forma de persona, parecidas a las de Carcassone. Estas fichas se colocan al principio del túnel, en el calabozo. También se reparten seis cartas a cada jugador. Las cartas tienen dibujos acordes con la temática (loro, cofre, garfio, etc) que coinciden con los dibujos que hay también en las casillas a lo largo del túnel.

Al final del tunel se coloca la barca, que en este modo actúa sólo como casilla final.

El turno

En cada turno un jugador puede realizar de una a tres acciones. Para resumir, cada acción puede ser avanzar o retroceder con uno de sus piratas.

  • Avanzar. El jugador elige a uno de sus piratas y una de sus cartas. Ese pirata avanza a la próxima casilla libre que tenga ese dibujo.
  • Retroceder ¿Qué interés podemos tener en retroceder? Pues bien, esta es la única forma de conseguir cartas. El jugador elige un pirata. Este pirata retrocede hasta la primera casilla que encuentre ocupada por uno o dos piratas (compañeros o adversarios). Se quedará con ellos y robará tantas cartas como piratas hubiera en la casilla.

Según las instrucciones, si un jugador no tiene cartas al iniciar su turno, puede robar una y pasar. Supongo que esto es para evitar alguna situación de bloqueo que se han encontrado testeando el juego. En las partidas que yo he jugado nunca ha sido necesario hacer esto.

Fin de la partida

Cuando un jugador consigue hacer llegar a todos sus piratas a la barca, gana la partida.

Modo avanzado de Cartagena

El modo llamado La Gran Fuga se juega igual que el anterior con las siguientes diferencias.

Versión extendida de Cartagena, La Gran Fuga

Montaje del tablero

En lugar de un sólo tablero de túnel, se hacen dos tableros más pequeños. El segundo de ellos será la isla Tortuga, que está representada en el reverso de las piezas. La barca volverá a colocarse al final del túnel, aunque se moverá durante la partida. Al final del recorrido de la isla se coloca la ensenada, que será ahora la meta del juego.

Mover la barca

Además de las acciones antes descritas, el jugador puede mover la barca. Dicho movimiento será desde el túnel hasta la isla o viceversa. Los piratas que haya a bordo irán con la barca. No obstante, para que salgan de la barca hacia Isla Tortuga el jugador debe usar una acción de avanzar, usando una carta.

Las condiciones para poder mover el barco son las siguientes:

  • Sólo puede haber tres piratas de un mismo color en la barca.
  • Para mover la barca hacia la isla, el jugador debe tener al menos un pirata a bordo.
  • Para moverla de vuelta, no es necesario tener un pirata a bordo pero sí alguno aún en el túnel.

Estrategias en Cartagena

El que más salta gana

Lo básico en este juego es conseguir avanzar aprovechándose de las acciones de los adversarios. Hay que fijarse en los dibujos que van quedando ocupados y usar, si es posible, cartas de ese tipo para saltar muchas posiciones con el mínimo esfuerzo.

Evita ser trampolín

Al mismo tiempo, hay que evitar que nuestras acciones beneficien a otros. Si hemos conseguido colocar un pirata muy adelante con una sola carta, otro jugador podría usar el mismo dibujo para saltar aún más adelante. Para evitar esto, si nos quedan acciones, podemos mover ese mismo pirata, dejando así libre la casilla. De algún modo, estaremos «rompiendo» un camino rápido.

Consigue cartas

A lo largo de la partida se presentarán oportunidades de avanzar mucho con una sola carta. Sin embargo, si no tenemos la carta necesaria no nos servirá de nada. Tener bastantes cartas aumenta las posibilidades de aprovechar estas situaciones.

Que ningún pirata se quede atrás

Esta máxima es tan vieja como el Parchís. Si dejamos descolgado a uno de nuestros piratas, nos costará mucho hacerlo avanzar en solitario. Ir avanzando más o menos a la vez permitirá que se apoyen unos a otros y completar combos.

Los combos

Esto es lo que más me gusta de Cartagena. Me refiero a acciones que podemos encadenar en nuestro turno para conseguir beneficios. Conforme vayas jugando más, desarrollaras tus propios combos. Las situaciones que se dan en el juego son muy variadas, por lo que es difícil especificar uno en concreto. No obstante, aquí explico un combo que me gusta hacer cuando me dejan:

  • Situación inicial: tengo dos cartas iguales en la mano. El dibujo de la carta, por la situación de la partida, permite saltar muchas casillas.
  • Primera acción: uso la primera carta con uno de los piratas, si hay elección, con el más atrasado posible.
  • Segunda acción: uso la segunda carta (igual que la primera) para avanzar otro pirata, saltando por encima del anterior.
  • Tercera acción: retrocedo con el primer pirata que moví. De esta forma «rompo» el camino y además recupero una o dos cartas para mi mano.

Mi opinión sobre Cartagena

Me encanta jugar a Cartagena porque puede crear, con unas reglas sencillas, situaciones inesperadas. Es muy fácil de explicar a alguien que no haya jugado nunca, y la gente entiende la dinámica muy rápido. Además de lo explicado aquí, se pueden introducir más reglas adicionales para variar ligeramente el modo de juego. Esto lo convierte en un juego inagotable.

Cartagena, el juego

¿Qué te parece Cartagena? ¿Lo has probado? ¿Puedes sugerirnos otros combos o estrategias? Comparte con nosotros tu experiencia a través de los comentarios o el formulario de contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *