18 abril, 2024

NubeOcio

Ocio, juegos, viajes y tecnología

Viajes

Tras los pasos de Nikola Tesla en Nueva York

Nueva York es una ciudad monstruosa, en todos los sentidos. Si nos centramos en el sentido bueno, significa que tienes miles de cosas que hacer y miles de lugares que ver. Todo en un mismo sitio. Por mi parte, espero poder volver algún día para continuar la tarea, ya que estuvimos once días y se nos hizo corto. Por eso, serán pocos los que entiendan que dedicara un par de ratos a buscar algunos de los lugares en los que vivió Nikola Tesla.

Pero lo que voy a contar no tiene sentido hasta saber quién fue Nikola Tesla y por qué es tan importante en nuestras vidas. Así que, por si acaso, aquí va un breve recordatorio.

¿Quién fue Nikola Tesla y por qué es tan importante en nuestras vidas?

Nikola Tesla nació hace más de 160 años (en 1856) en lo que hoy es Croacia. Desde niño le fascinó buscar explicaciones a los fenómenos eléctricos. Consiguió estudiar ingeniería y trabajar en la Compañía Edison, primero en París y después en Nueva York. Pocos años después abandonó la compañía y continuó su carrera financiado por otros inversores.

Tesla vivió en una época fascinante en la que gente como él innovaba para cambiar nuestras vidas para siempre. A su mente privilegiada le debemos inventos que aún hoy definen la forma en la que nos relacionamos con el mundo. Por ejemplo, fue el verdadero inventor de la radio, lo que le fue reconocido sólo tras su muerte. También inventó el motor de inducción con el que funcionan hoy nuestros electrodomésticos y vehículos eléctricos. En una encendida rivalidad contra Edison, libró y ganó la llamada guerra de las corrientes. A consecuencia de ello, hoy en día generamos electricidad y transportamos hasta nuestras casas corriente alterna.

Vivió en Nueva York desde los 28 años (en 1884) hasta su muerte a los 88 (en 1943).

Hellas de Nikola Tesla en Nueva York

Durante sus 59 años en Nueva York, Nikola Tesla siempre vivió en hoteles. Esto hace difícil encontrar lugares en los que podamos encontrar evidencias de su paso, a pesar de que siempre fue una celebridad en la ciudad. No obstante, sí quedan algunos detalles que podemos ir a buscar.

Radio Wave Building

En este edificio estuvo el Gerlach Hotel, donde Tesla vivió durante un tiempo. Se dice que instaló equipamiento en la azotea para experimentar las primeras transmisiones de radio hasta su laboratorio, situado en South Fifth Avenue, a unas treinta manzanas. Por tanto, se podría decir que aquí se inventó la transmisión inalámbrica. En su honor, tiempo más tarde, el edificio pasó a llamarse Edificio de las Ondas de Radio. Hoy alberga algunas tiendas y oficinas.

No es un gran sacrificio acercarse hasta el Radio Wave Building. Seguramente, en alguno de tus paseos por Manhattan pasarás cerca de aquí. Sólo hay que estar atento y escaparse unos minutos. Se encuentra entre Broadway y 6th Avenue, en el 49W de la 27th St. Como testimonio de su importante pasado, sólo encontramos una discreta placa en la pared, colocada en 1977. Parecerá una tontería, pero estar ahí delante me provocó una emoción difícil de explicar (y no es efecto de las ondas de radio, que ya veo venir la broma).

Placa a Nikola Tesla en el Radio Wave Building de Nueva York, antiguo Hotel Gerlach
En esta casa vivió Nikola Tesla (1856-1943). El gran científico e inventor yugoslavo-americano, cuyos descubrimientos en el campo de la corriente eléctrica alterna contribuyeron al avance de los Estados Unidos y el resto del mundo. Comité del bicentenario yugoslavo-americano, 7 de enero de 1977

Hotel New Yorker

Los últimos años de Nikola Tesla transcurrieron en el Hotel New Yorker, donde murió en 1943. Este hotel se encuentra también en un lugar muy accesible, en el 481 de 8th Avenue. Por tanto, cuesta poco pararse y dedicarle un rato durante algún desplazamiento por Manhattan.

Nada más entrar, el recepcionista nos indica amablemente el camino. Con el tiempo han debido aprender a leernos en la cara a qué vamos… los que vamos a lo que vamos. Tienen una especie de santuario-museo con objetos personales que se encontraron en la habitación de Nikola Tesla, además de fotografías, manuscritos y recortes de periódico que dan fe de la notoriedad del personaje en la sociedad neoyorquina y en la comunidad científica.

Nikola Tesla, Hotel New Yorker

Wardenclyffe

Uno de los lugares más icónicos en los que trabajó Nikola Tesla es este laboratorio en Long Island. Son reconocibles las fotografías de la torre que hubo instalada aquí. El objetivo de Tesla era conseguir proporcionar energía de forma gratuita y sin cables a todo el mundo. Por lo que sea, este proyecto no cautivó a los inversores y la torre fue desmantelada poco tiempo después. Este lugar ha adquirido mucha notoriedad en los últimos años gracias a una iniciativa popular para rescatarlo promovida por The Oatmeal. Se recaudaron 1,4 millones de dólares, que permitieron compara el terreno. Más adelante se recaudó más dinero para construir un museo.

Finalmente decidimos no ir a Wardenclyffe, ya que está muy alejado del centro de la ciudad y, además, todavía no ha sido abierto al público como museo. De momento sólo se puede ver desde fuera, incluyendo una estatua que donó la República de Serbia. Prometo que cuando vuelva a Nueva York iré a visitarlo, esté como esté, y os lo contaré.

 

Cualquier cosa que quieras contar sobre Nikola Tesla, sobre Nueva York o sobre la corriente alterna y las ondas de radio será más que bienvenida. Puedes usar los comentarios o pedir lo que quieras mediante un mensaje privado ¡Gracias por leer!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *